CUANDO LAS PALABRAS ESPIRITUALES SUENAN COMO MIERDA

Es fácil escribir acerca de la consciencia, hablar maravillosa y claramente acerca de la presencia consciente, dar conferencias sobre iluminación y una felicidad insuperable, hacerse pasar como una especie de autoridad o gurú…

Pero la vida en sí es el crisol cuando se trata del despertar. Nuestras perfectamente construidas teorías se convierten en polvo, los sutras y citas tan bien memorizados de nuestros adorados maestros caen en el olvido, nuestros conocimientos espirituales pronto se vuelven irrelevantes. Nuestros corazones se rompen, nuestros éxitos se convierten en fracasos en un santiamén, el siguiente paso en nuestro camino de pronto deja de ser claro, todas las certezas se evaporan.

Una pérdida, una ruptura, un diagnóstico, un dolor insoportable, un golpe repentino e inesperado, y nuestra tan querida ‘iluminación’ de repente se evapora. Nos sentimos como un fraude, un desastre, como un bebé indefenso en medio del caos abrumador.

Las tan exaltadas enseñanzas parecen tan lejanas ahora. Todas las palabras se sienten como una mierda.

Y aún así, nada ha salido mal. Nada se ha perdido más que un sueño. Las palabras están destinadas al fracaso. El crisol está siempre vivo y en perfecto estado. ¡Aleluya! Necesitábamos ser humillados y provocados, eso es todo. Estábamos pasando por encima de nosotros mismos, eso es todo. Sabíamos demasiado, sentíamos muy poco, nos habíamos colgado de muchas creencias de segunda mano, estábamos tratando de aparentar ante los demás.

La vida tenía otros planes.

Maestros, gurús, aquellos que dicen saber, todos los que a veces pretenden ser algo que no son, son todos ustedes tan amados por la vida que caerán de sus pedestales con humildad desgarradora más temprano que tarde.

Y llorarán como un bebé con gratitud, agradecidos por todo lo que sufrieron, postrándose ante una inteligencia imposible de entender, dispuesta a mudar la imagen por la Verdad.

¡Todo está bien! Sí, ¡todo está bien!

– Jeff Foster

La queja

Si algo es inútil en esta vida, eso es la queja
acaso te alivia? acaso ayuda o resuelve?
míralo bien, solo tu vida maneja

El ego la crea, la cobija astútamente
y cuando te quieres dar cuenta
tu voluntad se torna ausente

Te recreas en ella, le das vueltas y mas vueltas
olvidando el momento presente,
las oportunidades se vuelven invisibles en tu mente
y pierdes el rumbo hacia todas tus metas

Analiza qué pretendes con ella,
buscar aliados que te den la razón?
solamente dolor en otros y en tí sella
y lo vuelve a sufrir tu corazón

Hazte un favor y empieza a quererte
despiértate mañana y sé mas consciente
la queja te está amargando y atrayendo mala suerte
porque lo simil se atrae así que, sé mas prudente

Empieza por reconocerla cuando sale de tu mente
poco a poco, podrás al menos hacer tu elección,
si decides seguir en esa rueda vehemente
o quizás transformarla en una consecuente acción

Así que yo te animo,te pido, te imploro
por intentarlo nada vas a perder,
abandonarla es como encontrar el oro
que las cosas de otra manera te hace ver

Tu vida comienza a mejorar
dia a dia, poquito a poco lo verás
con gente mas positiva empiezas a resonar
y ese anhelado alivio tú solo crearás.

Mil trucos puedes usar
sabiendo que todo en la vida tiene un sentido
quizas cuando llegue te debas plantear,
qué lección puedes aprender de lo vivido

Sofía Amirdach

Poema sufí al ser (el amado)

Melodía de recuerdo
brisa de libertad
espejismo que me desvela a mi misma, el despertar!
deseo de amor profundo que da alegría y sentido al vivir y a lo vivido
la belleza del recuerdo,
la nostalgia de la unión
gota de agua entre mis manos
se me escapa la emoción
de un amor siempre frustado
de un ansioso corazón
sin ti la belleza es vana
y las batallas sin causa
un libro en blanco, el vacío
una noche sin mañana
en el dintel de tus ojos hay un destello escondido
donde mora el corazón que siente a la vez mi latido
donde mora el sentimiento, en una estrella lejana
donde todo está vivido
eres el curso de un rio
eres un rayo de sol
el aire de un suspiro
el resplandor de una flor
eres un arbol profundo
un inmenso mar oscuro donde quisiera verterme
y hallarte por un segundo
sobre afilados abismos tu me haces cabalgar
pero tu brillante armadura cubre mi fragilidad,
tu eres quien me hace inmensa
e indiferente al mañana
el mundo puede apagarse y jamás cesará tu llama
hasta que otra vez recuerdes y se prenda mi esperanza
caballero de la lucha
caballero del amor
yo soy lo oscuro de ti
y desde allí nos aguardas
pues sin esta oscuridad
nunca brillará mi alma.
partí un día a buscarte
la soledad me quemaba
la locura del que sabe y no entiende lo que ama
por eso no hay más razones
la del amante su espada
y el corazón que le llama
cayendo en profundo sueño, la espiral del despertar
el viaje sólo comienza
no puedo volver atrás!
Susana Martinez

Reflexiones de Roger, un amigo de Click your Mind

Sigo viendo gente que se indigna con los procederes de banqueros, políticos y otros gangsters.

Me sorprende. Me sorprende mucho porque en realidad, parece que nadie se da cuenta que cada “hijos de puta” o cada “como se atreven a hacer eso” es en realidad un “pero papá!! vuelve a cuidar-me!!! ocúpate de mi!!!!”.

Nos educaron como niños, para que aún adultos, fuéramos niños dependientes. Nos dijeron “yo me ocuparé de tu salud, de tu educación y de todo lo demás” y nos acomodamos. Y ahora, que papa-estado se ha revelado ante nuestros ojos como lo que es, una entidad que trabaja para si misma y para bancos y corporaciones con el único fin (procedente del ego temeroso) de acaparar poder y riqueza, parece que no somos capaces de superar el shock inicial de ver a papá robándonos en vez de cuidándonos y seguimos -como niños- pidiendo clemencia o no dando crédito a esta nueva verdad.

Cada queja o indignación que genera el desfalco de un banquero o la corrupción de un político, no es mas que el miedo que genera ver que has sido absolutamente dependiente de entidades e instituciones que ahora te das cuenta: No eran de fiar.

Algunos esperan despertar compasión a este padre borracho de poder y siguen llorando a sus pies y los mas valientes levantan la voz para decir “hijo de puta!!” o “indecente!!”.

Yo creo que sus sistemas están caducos. Creo que tanto el sistema judicial, como el penitenciario, como energético, como el de sanidad, como el de educación, como sobretodo el monetario, son sistemas no sólo muertos, si no mortales. Creo que es hora de dejar al niño, superar las dependencias emocionales y responsabilizarnos por nuestra vida y nuestro mundo creando lo que queramos crear entre todos.

Pero claro, eso es difícil si todavía estamos PROGRAMADISIMOS como para llegar a comprender que el poder de auto sanarse ES REAL, o como para ver que la energía libre es un hecho secuestrado por corporaciones, o como para ver que educación no es que te rellenen la cabeza con datos inútiles y miedos para que no te salgas de las vías marcadas, o como para ver que ninguna cárcel hace mejor a un preso que al criminal que entró en ella, o como para ver y entender, que los billetes no tienen NINGÚN valor real y que cada vez que un banco da un crédito, escribe la cifra en un teclado sin tener el dinero, pero que en cambio tu vas a pagar ese dinero y sus intereses con tu trabajo.

No somos presos de ningún sistema ni de ningún padre traidor. Somos presos de nosotros mismos, de nuestros prejuicios, de las mentiras con las que hemos sido adiestrados y sobretodo sobretodo, de la dejadez que tenemos por conocernos a nosotros mismos y al mundo en el que vivimos dispuestos a tirar tantas falsas creencias de nuestra cabeza como sea necesario para atisbar el sabor real de la existencia y nuestra naturaleza.

Mientras tanto, sigue indignándote con los que comen carne, o con los que se llevan billones de billones robando o con los que hacen leyes dictatoriales, o con los que vienen de otro país, o con los que votan al otro color, o con los que se mean en la calle, o con los que… Los mismos que nos educaron, fueron educados bajo una verdad que ejecutan a su antojo ante nuestra tendencia a la pataleta: Divide y vencerás.

Un pueblo de ovejas engendra un gobierno de lobos. Si ves a los lobos, tal vez es hora de que te mires en el espejo y aceptes que si, que tu, yo y todos, hemos creído que eramos el disfraz de oveja que nos pusieron de pequeños.

Mucho amor para todo el mundo, los que ven y los que no, porque al final, la buena noticia, es que lo sepas o no, eres un ser divino con potencial infinito.
Roger Mercader, 29 de mayo de 2012.

Las 4 leyes de la espiritualidad

En la India se toman como enseñanzas “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”

1- “La persona que llega es la persona correcta”
Es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

2- “Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”
Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…”.
No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

3- “En cualquier momento que comience es el momento correcto”
Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

4- “Cuando algo termina, termina”
Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

Si este texto llega a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado!

¡Vive Bien, Ama con todo tu Ser y Se Inmensamente Feliz!