Tiroteo en Sol

Respecto a la noticia del tiroteo en la Puerta del Sol sucedido en esta semana, he de manifestar mi asombro y mi malestar como ciudadana y como contribuyente. Me pregunto si se hubiera dado esta situación en el caso de que nuestro Gobierno hubiera utilizado correctamente nuestros impuestos.

En este caso hay, a mi entender, tres víctimas: el turista, el policía y el suicida reincidente.

Desde luego, el transeúnte, en primer lugar. Ya que cualquier ciudadano podía haber estado en la piel de ese turista que ha perdido su ojo.

En segundo lugar, el policía. Ahora parece que se culpa al policía, pero él no es más que otra víctima. La responsabilidad es de quién le pone en la calle con un arma de fuego en sus manos, con escasos meses de prácticas, sin chalecos antibalas, sin la formación suficiente, y sin cursos de reciclaje en defensa personal y en prácticas de tiro. Si el policía hubiera confiado en sus posibilidades, no hubiera disparado tres veces (nada más y nada menos) a escasos metros de un simple provocador. Si un agente de policía no sabe defenderse con eficacia ante una situación así, de un simple provocador, no imagino qué harán frente a los casos de mayor complicación.

Y por último, el suicida reincidente. Si nuestro Gobierno utilizase los medios que tiene en invertir en los centros de internamiento psiquiátrico, no se pasearían libremente suicidas reincidentes provocando por la ciudad. De esta manera, los ciudadanos no tendríamos porqué haber pasado por esa situación de riesgo ante un ridículo hecho de provocación.

Por lo cual, este suceso no hace más que poner de manifiesto la pésima gestión de nuestros impuestos, en temas que realmente nos importan a los ciudadanos, como son la Seguridad Pública y la Sanidad, y no otros con los que a menudo se enzarzan y entretienen los políticos.